Herramientas Personales
Usted está aquí: Inicio Noticias Alegaciones solicitando de la Gerencia de Urbanismo la nulidad de la licencia a Fertinagro.

Alegaciones solicitando de la Gerencia de Urbanismo la nulidad de la licencia a Fertinagro.

A LA GERENCIA MUNICIPAL DE URBANISMO DE HUELVA

 

 

 

……………, con DNI, actuando en representación de la Asociación Plataforma Recupera Tu Ría, en su calidad de Presidente de la misma, ante la Gerencia Municipal de Urbanismo de Huelva comparezco y D I G O:

 

Que habiendo tenido conocimiento que el pasado 7 de mayo de 2012 el Consejo de Gestión de Urbanismo de la Gerencia Municipal aprobó la concesión de licencia de obras solicitada por Fertinagro Sur, S.L.U. para la instalación de una planta de fabricación de fertilizantes en el suelo del que es concesionaria dicha mercantil en la Avda. Francisco Montenegro, solicitud tramitada en el expediente nº 2860/2012, la Asociación que represento, en ejercicio del derecho que al efecto le atribuye el art. 6.1 de la Ley 7/2002, de 17 de diciembre, de Ordenación Urbanística de Andalucía, en la redacción introducida por la Ley 2/2012, de 30 de enero, considera que dicha licencia es contraria a la legalidad urbanística y ello con base en los siguientes

 

 

M O T I V O S

 

 

PRIMERO.- La licencia de obras concedida a Fertinagro Sru, S.L.U. es contraria a las estipulaciones contenidas en el  "Acuerdo de la Mesa para la Recuperación de la Avenida Francisco Montenegro" del año 1991, que fueron firmados por todas las fuerzas políticas por aquel entonces con representación municipal en el Ayuntamiento de Huelva, por los sindicatos UGT y CCOO, por los empresarios representados por la  FOE, en la se integra la entonces denominada AIQB, y por al propia Junta de Andalucía. El referido acuerdo institucional además sirvió de base a la redacción del vigente PGOU, en cuya Memoria de ordenación se plasma normativamente el consenso alcanzado. El “Acuerdo de la Mesa de la Recuperación” de 1991, que sigue gozando de plena vigencia, pues ninguna de las partes lo ha denunciado ni rescindido, estipulaba la recuperación paulatina de los terrenos industriales existentes en la Avenida Francisco Montenegro para otros usos, a mediada que las fábricas fueran cerrando, así como, por otro lado, que los suelos que se ofrecieran para nuevos usos industriales se ubicaran en el Polígono Industrial "Nuevo Puerto". Por tanto, cerrada y desaparecida Nilefos, desde hace mas de tres años, última empresa que tuvo actividad industrial en los terrenos de la Avda. Francisco Montengro de los que ahora es concesionaria Fertinagro Sur, en el referido suelo no caben, pues,  nuevos usos industriales. Cualquier nueva Industria, como es el caso de Fertinagro Sur, debe instalarse, en virtud de los acuerdos de 1991, en los terrenos del Nuevo Puerto, o en cualquier otro suelo industrial distinto del existente en la Avenida Francisco Montenegro.

 

 

SEGUNDO.- La licencia de obras concedida a Fertinagro Sur, S.L.U. es contraria al Plan General de Ordenación Urbana de Huelva (PGOUH), en cuya Memoria de Ordenación expresamente se dispone que el uso industrial del suelo de la Avda. Franciso Montenegro está ligado al periodo de actividad de los actuales concesionarios y, "finalizada su actividad, el suelo deberá destinarse a otros usos". En concreto, en el apartado 2.3 de la Memoria de Ordenación se dispone en el apartado destinado a la Punta del Sebo lo siguiente:

 

“El criterio que se adopta para la Punta del Sebo se separa, en cierta medida del inicialmente expuesto. Desde el Plan se plantea su uso Industrial, dividio en las dos partes de Industria Pequeña y Almacenes y Gran Industria, en concordancia con las conversaciones  mantenidas entre Administraciones Públicas. El Plan no renuncia a la obtención de este espacio para otros usos productivos distintos a los que en el actualidad en él se asientan, por entender que la potencialidad de este Suelo queda mermada por los Usos que sobre la misma se asientan.

 

Desde el Plan se propone que el Uso Industrial esté ligado al período de actividad de los actuales concesionarios; finalizada su actividad, el suelo deberá destinarse a otros usos”.

 

A tal respecto, resulta innegable que la factoría antes de Rhodia  concesionaria al tiempo de la aprobación del vigente PGOU, y después Nilefos y el Grupo Madhvani, se encuentra inactiva y cerrada por abandono de sus propietarios, desde hace casi tres años, por lo que, indiscutiblemente, en virtud de las normas urbanística citadas, el suelo que ocupaba la factoría abandonada "deberá destinarse a otros usos" distintos a los industriales, al haber finalizado de manera pública y notoria su actividad.

 

Del mismo parecer es la Arquitecto Municipal, quien en su preceptivo informe técnico concluye que:

 

“Por todo lo anteriormente expuesto y teniendo constancia de la caducidad de la anterior concesión administrativa a nombre de Nilefos Química, la técnico que suscribe entiende que la licencia de Centro tecnológico de micronutrición para la producción de nutrietes secundarios y oligoelementos destinados a la nutrición vegetal y animal VULNERA las determinaciones contenidas en la memoria de ordenación del PGOUH como en el documento de ordenación del PE de Ordenación del Puerto (…)”

 

TERCERO.- No resultan aplicables en el caso de Fertinagro Sur las razones que llevaron al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, Sala de lo contencioso-administrativo, Sede de Sevilla, en su Sentencia de 31 de julio de 2007  a conceder la licencia a Endesa para su central de ciclo combinado en la Punta del Sebo, como se fundamenta en el informe jurídico que ha servido de base al Consejo de Gestión de la Gerencia de la de la Licencia de obras a Fertinagro Sur, y ello con base en las siguientes razones:

 

a) Porque, a diferencia de Fertinagro Sur, Endesa no es concesionaria de los terrenos que ocupa en la Punta del Sebo, sino que es propietaria de los mismos, por eso a Endesa, según el TSJA, no le resultaba de aplicación el PGOUH en relación a lo dispuesto en el mismo respecto al cambio de destino del suelo a medida que las concesiones vayan concluyendo, lo que sí ocurría con Rhodia, Nilefos y ahora con Fertinagro al ser meras concesionarias del suelo.

 

En este sentido la referida sentencia de TSJA dispone dentro del párrafo primero de su fundamento de derecho cuarto que: “(…) desde el Plan se propone que el Uso Industrial esté ligado al periodo de actividad de los actuales concesionarios (la actora no es concesionaria, sino propietaria de la parcela); finalizada su actividad, el suelo deberá destinarse a otros usos”.

 

b) La Sentencia dictada por el TSJA en el caso Endesa no resulta aplicable como fundamente para conceder licencia de obra a Fertinagro, toda vez, que, entre otros motivos, que más delante de analizarán, el TSJA le concedió a Endesa el derecho a la licencia de "modernización" de su actividad en su factoría de la Punta del Sebo, por mediar silencio administrativo del Ayuntamiento de Huelva. En tal sentido, el Ayuntamiento de Huelva, a través de la Gerencia de Urbanismo, dejó transcurrir tres meses desde la solicitud de licencia de Endesa sin pronunciarse al respecto, razón por la cual el TSJA la consideró concedida por silencio administrativo. Lo cual en modo alguno concurre en el presente caso de Fertinagro Sur. En tal sentido, en el fundamento de derecho quinto de la Sentencia del TSJA de 31 de julio de 2007 se recoge que: “Es el 3 de Octubre de 2.003, cuando Endesa ya había adquirido por silencio positivo la licencia de obras, el momento en que conoce las carencias del Proyecto Básico, a raíz del informe emitido por el Arquitecto Municipal el 19 de septiembre de 2.003, e incorporado a la resolución denegatoria de la licencia de 24 de septiembre. En esa fecha (3 de Octubre), insistimos, ya había adquirido la licencia de obras por silencio positivo”.

 

c) Otro de los motivos por los que el TSJA dio la razón a Endesa en su solicitud de licencia de obra, consiste en el hecho de considerar probado que a pesar de que el Servicio Técnico de la Gerencia decía que a la memoria presentada por Endesa le faltaba documentación, resultó, sin embargo, que la documentación presentada estaba completa, circunstancia esta que tampoco tiene nada en común con el procedimiento iniciado por Fertinagro y que, por tanto, no puede servir de fundamento para justificar la concesión de la licencia de obras a la misma. De ello se ocupan los fundamentos quinto a séptimo de la Sentencia de 31 de julio que terminan con la siguiente conclusión por parte del TSJA: Si aplicamos lo declarado por el Alto Tribunal en esa sentencia a nuestro caso, resulta que Endesa presentó un proyecto tan preciso y minucioso en cuanto a sus características generales y básicas que sin ningún problema, ni duda de género alguno el Consejo de Gestión de la GMU del Ayuntamiento de Huelva pudo perfectamente advertir, según los Acuerdos impugnados (ya hemos dicho que erróneamente), que era disconforme con el planeamiento. En suma, tampoco cabía denegar la licencia de obras por insuficiencia o carencia documental del Proyecto, de suerte que rechazados rotundamente los dos motivos esgrimidos por la Administración para no conceder a Endesa la licencia solicitada, fue adquirida por silencio positivo”.

 

d) Los motivos que llevaron al TSJA a conceder licencia de obras a Endesa no son aplicables a la licencia solicitada por Fertinagro Sur como considera la Gerencia, toda vez que la propia Sentencia del 31 de julio de 2007 viene a decir literalmente en su fundamento de Derecho quinto, que "la filosofía del PGOUH sobre los terrenos de la Punta del Sebo es recuperarlos para uso residencial y terciario cuando las instalaciones industriales que en ellos se ubican queden obsoletas y sin viabilidad económica, o sea, cuando se produzca el cierre de las instalaciones porque haya finalizado su actividad", es decir, lo que ha ocurrido, punto por punto, con Nilefos, anterior concesionaria del suelo, que antes de la solicitud de licencia por Fertinagro Sur, ya llevaba cerrada, sin actividad y sin suministro y sin pagar a sus trabajadores hacia más de tres años.

 

En el caso de Endesa, al contrario de lo que ocurre en el caso de Fertinagro Sur, el TSJA consideró que sí se podía construir su central de ciclo combinado pues estimó que se trataba de una "modernización" de una actividad existente, todo lo contrario de lo que ocurre con la antigua factoría de Nilefos, que antes de la solicitud de licencia por parte de Fertinagro, ya lleva tres años cerrada y sin ninguna actividad “existente”, por lo que, según el PGOUH, y la propia Sentencia del TSJA, el suelo que ocupa no puede destinarse a nuevas actividades industriales como las pretendidas por Fertinagro.

 

CUARTO.- Fertinagro Sur, S.L.U. solicitó el 24 de enero de 2012 ante la Gerencia Municipal de Urbanismo “licencia de obra para construcción de nave de almacenamiento de materias primas y producto terminado”, la cual dio lugar al expediente 475/2012.

 

Con fecha 27 de abril de 2012, Fertinagro Sur, S.L.U. presentó solicitó nueva licencia de obra ante la Gerencia Municipal de Urbanismo, ésta para “Proyecto de Centro Tecnológico de Micronutrición para la producción principal de nutrientes secundarios y oligoelementos destinados a la Nutrición vegetal y Animal de alta eficiencia, producidos bajo tecnologías avanzadas”, que ha dado origen al expediente 2860/2012.

 

Esta última solicitud tramitada bajo el nº 2860/2012 es sobre la que se ha pronunciado el Consejo de Gestión de la Gerencia.

 

Pues bien, la tramitación de esta licencia adolece de un defecto que anula la decisión adoptada el pasado 7 de mayo, al contravenir lo dispuesto en el art. 172.4 de Ley 2/2002, de 17 de diciembre, de Ordenación Urbanística de Andalucía, según el cual en la tramitación de las licencias deberá constar en el procedimiento informe técnico y jurídico sobre la adecuación del acto pretendido a dichas previsiones, sin embargo, en el expediente 2860/2012 sólo consta el informe técnico de la Arquitecto Municipal, no así el preceptivo informe jurídico, pues el que consta unido al expediente no se refiere a la licencia objeto del mismo, sino a la del expediente nº 475/2012, en el que sólo se solicitaba licencia de obra para construcción de nave de almacenamiento de materias primas y producto terminado.

 

En definitiva, aun cuando el expediente 2860/2012 aparecen unidos dos informes, sin embargo solo uno de ellos, el técnico, se refiere a la licencia solicitada, no así el jurídico que se refiere a un expediente, el 475/2012, y a una licencia totalmente distinta, como expresamente se recoge en el propio informe jurídico, en el que en su encabezamiento consta que se refiere al “expte 475/2012” y en su antecedente de hecho primero que la licencia solicitada respecto de la que se informa es la presentada el 24 de enero de 2012 para la construcción de nave de materias primas, que nada tiene que ver con la aprobada en la sesión del Consejo del 7 de mayo pasado.

 

Lo expuesto, además de contravenir lo establecido en el referido art. 172.4 de Ley 2/2002, contraviene el desarrollo reglamentario de la misma, en concreto lo dispuesto en el art. 12.2. del Reglamento de Disciplina Urbanística de la Comunidad Autónoma de Andalucía, aprobado por el Decreto 60/2010, de 16 de marzo, según el cual “en el procedimiento de concesión de licencias deben constar en todo caso informe técnico e informe jurídico de los servicios municipales correspondientes”, así como en el art. 16.1, en virtud del cual, los servicios técnicos y jurídicos municipales, deberán emitir los correspondientes informes técnico y jurídico previos.

 

Faltando pues el informe jurídico relativo al expediente 2860/2012, la decisión adoptada por el consejo de Gestión deviene radicalmente nula.

 

QUINTO.- Según reconoce la propia Fertinagro Sur en su escrito de solicitud de licencia de obras fechado el 27 de abril de 2012, ha venido realizando "sin licencia" en las instalaciones de la desaparecida y cerrada Nilefos una serie de partidas de obra totalmente ejecutadas a fecha de la referida solicitud, por un importe total de 171.097'04 euros, lo que determina el reconocimiento de la comisión de la una irregularidad urbanística sancionable. que impide la concesión de licencia alguna hasta tanto no se sustancie el correspondiente procedimiento sancionador por dicha irregularidad reconocida expresamente por Fertinagro Sur.

 

En virtud de lo expuesto,

 

SOLICITO DE LA GERENCIA DE URBANISMO me tenga por personado y parte en la representación que ostento, tenga por realizadas las manifestaciones contenidas en el presente escrito y, en su virtud, acuerde declarar la nulidad de la licencia concedida en el expediente nº 2860/2012 por las razones expuestas.

 

En Huelva, a 23 de mayo de 2012.

VIÑETAS DE 'EL PETARDO':

Banner comic cateto

EN LAS REDES SOCIALES:

logotipo facebook

logotipo tuenti

logotipo twitter

CANALES DE VÍDEO:

logotipo youtube

logotipo dailymotion

 


PLATAFORMA RECUPERA TU RÍA

Plataforma Recupera Tu Ría - Huelva